Facebook no quiere ser ‘fakebook’ (pero se hace un Poncio Pilatos)

Leo en el Confidencial que altos cargos de Facebook se han reunido en Madrid con representantes de los cinco principales partidos nacionales en citas que han servido para mostrar la preocupación de unos y otros por la proliferación de noticias falsas y su posible incidencia en el ciclo de elecciones que se avecinan en las cuatro semanas que van del 28 de abril al 26 de mayo.

La familia de canales de Facebook domina también la conversación social en España, pues controla las tres grandes autopistas, con permiso de Twitter, por donde circula la información, tanto la rigurosa como la une simplemente es falsa y responde a intereses tóxicos: Whatsapp, Instagram y el mismo FB. Y en esa condición, es capaz de ser determinante a la hora de poner y quitar presidentes…también en España.

Facebook sigue ganando más y más y creciendo más y más, pero también tiene un problema cada vez mayor: no sólo no ha demostrado capacidad para tapar los agujeros por dónde se les cuela morralla falsa en cantidades industriales, sino que tampoco ha logrado convencer a muchos de que de verdad está dispuesto a ponerle coto a los desmanes.

Algo en lo que no ayuda la percepción de que: 1. Zuckerberg cree estar por encima de cuestiones como populistas y extremistas de todo pelaje usen su red para verter inmundicias que alcanzan ecos casi infinitos. Y 2. de que se está haciendo un Poncio Pilatos, lavándose las manos como si todo esto no fuera, en parte, culpa de su tibieza a la hora de atacarlas.

Es evidente que a Facebook no le interesa convertirse en Fakebook, pero la pregunta que nos podemos hacer todos es si está haciendo lo suficiente para combatirlo. Y la respuesta, al menos de momento, no parece que sea afirmativa.

P.D. Os paso por aquí la opinión de Enrique Dans: