Icono del sitio Juan Carlos Blanco

Cómo se trabaja la reputación de las marcas

Me preguntaba Teo León Gross en la ‘Mesa de análisis’ de Canal Sur TV por cómo se trabaja la reputación de las marcas en este tiempo en el que el ruido se ha ‘apoderado’ de la conversación en las redes sociales. Desde luego no es fácil, pero sí que conviene tener en cuenta algunas ideas con las que manejarse en este terreno.

Al final, no se trata de reaccionar a todo lo que ocurre, sino de entender que las marcas con vocación de permanencia en el tiempo tienen que ir construyendo a largo plazo una relación de #confianza basada en pilares que valen para cualquier estrategia de comunicación como para cualquier estrategia en general.

A la credibilidad se llega desde la complicidad y la conexión emocional con quienes nos escuchan y, sobre todo, desde la coherencia de demostrar que aquello que decimos es lo mismo que lo que hacemos.

Lo he dicho ya en muchas ocasiones. Somos cazadores de confianza en un entorno donde ésta se ha convertido en un bien tan escaso como el agua.

La confianza ni se construye ni se destruye por una mala tarde en Twitter.

Crece si somos capaces de incorporarla a nuestra estrategia y a nuestros hábitos de trabajo y de vida.

Y este depósito de combustible de la confianza es imprescindible para ganarse la licencia social necesaria para operar, ya sea en la política, en el mundo de las empresas o en cualquier otro orden de la vida.

Salir de la versión móvil