O comunicas…o alguien comunicará por ti

He participado en una charla sobre comunicación digital en las empresas y las instituciones que ha organizado la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) y que he titulado “O comunicas…o te comunican”.

El título representa lo que pienso en torno a la comunicación en esta era volátil, frágil y cambiante que nos ha tocado vivir y disfrutar. No hay elección: no comunicar también es comunicar. Si tú no lo haces, otros lo harán por ti…y las posibilidades de que el resultado sea peor se multiplicarán casi hasta el infinito. 🤦‍♂️

En la imagen, junto a Francisco Bocero, director de comunicación de la CEA.

Este mundo ha cambiado por completo y necesitamos dejar atrás inercias y lastres mentales que nos hacen pensar en analógico en un mercado que se ha embarcado con los brazos abiertos en la era de la inteligencia artificial y la digitalización de los procesos.

Las personas y las empresas son distintas y las respuestas también lo son. Ya no estamos en un ecosistema cerrado y, por tanto, controlable. Ahora, en esta época en la que hemos cambiado a Gutenberg por Zuckerberg, los sistemas son abiertos… y no hay quien los controle.

Es verdad que se multiplican los temores y los peligros hasta tal punto que la situación parece ingobernable. Tenemos miedo a la infoxicación informativa, a las noticias falsas distribuidas en formato casi industrial, al linchamiento viral en las redes sociales, a las crisis inesperadas, a la pérdida de la privacidad, a la desintermediación y a tantas otras cosas más. Y vivimos instalados en el estrés.

Pero también se multiplican las oportunidades. Y ahora tenemos también numerosas herramientas nuevas para mejorar nuestra relación con nuestro interlocutores, ya sean nuestros clientes, lectores, amigos o simplemente familiares.

Como he dicho en anteriores artículos, se trata de preguntarse porqué hacemos lo que hacemos ahora, si nuestras soluciones son eficaces o no y, sobre todo, si mejorarían si les incorporamos una estrategia 360 que incorpore a las herramientas tradicionales el kit digital que tenemos al alcance de unos cuantos clicks.

En definitiva, se trata de abandonar inercias, pararse a pensar y analizar si estamos aprovechando la confitería digital que nos han puesto por delante. Os propongo este esquema. ¿Qué estáis haciendo en cada uno de estos apartados? 👇

Este esquema que os propongo vale para empresas, instituciones y también hasta para los propios medios de comunicación, pero no es más que eso, una propuesta, un punto de partida para repensar vuestras propias estrategias. Hay muchas más para elegir. Y aquí, por tanto, lo importante no es solo cómo se trabaje el cambio sino la aptitud que se tenga.

No se trata de adoptar fórmulas complejas, se trata de cambiar el chip. Y todos lo pueden hacer. Mirad, por poner un ejemplo, la convicción de cambio que desprende José María Álvarez-Pallete, presidente ejecutivo de Telefónica. ¿Anunciaríais así un acuerdo en una empresa tan tradicional como Telefónica?

Por supuesto, podéis quedaros como queráis. Incluso podéis mirar con un cierto escepticismo este entorno de cambio digital y alejaros de él para evitar el contacto con esta plaza digital tan ingobernable y peligrosa. Pero no penséis que vuestros problemas van a desaparecer porque no queráis saber nada de ellos. Si estáis en un negocio en el que se debe comunicar, hay que comunicar. Y si no, lo dicho: alguien comunicará por ti.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s